Consejo Universitario

M.Sc. Alfonso Salazar Matarrita

Consejo Universitario (1992-1996)

Profesor Catedrático de la Escuela de Física e investigador en fluorescencia de rayos X del Centro de Investigaciones en Ciencias Atómicas, Nucleares y Moleculares (CICANUM).

Obtuvo una Maestría en Física en el Centro de Investigaciones Físicas, Río de Janeiro, Brasil, y se especializó en Fluorescencia de rayos X con el Organismo Internacional de Energía Atómica.

En 1977 inició sus labores docentes y de investigación en la Universidad de Costa Rica y desde entonces se ha destacado en diversos cargos, tales como: coordinador de la Sección de Física Nuclear Aplicada (1984-1992), representante de la Escuela de Física ante la Asamblea Colegiada Representativa durante 20 años, Vicedecano de la Facultad de Ciencias (1989-90), Miembro del Consejo Universitario por el Área de Ciencias Básicas (1992-1996), Director de este Órgano Colegiado en el período 1994-1995, y Director de la Escuela de Física del 2000 al 2004.

Además, fue vicepresidente de la Comisión de Energía Atómica de Costa Rica en representación de la Universidad de Costa Rica (1990-96).

Sus investigaciones en fluorescencia de rayos X le han permitido participar en diversos seminarios, talleres y congresos en el área de la Física Nuclear Aplicada. Además, ha sido autor o coautor de 23 publicaciones en revistas científicas nacionales e internacionales.

Desde su ingreso en el Consejo Universitario, en octubre de 2004, estableció una serie de prioridades de trabajo, entre ellas: la modernización de los reglamentos universitarios generales, para que las reformas propuestas permitan flexibilidad y conveniencia institucional en su aplicación; promover los cambios que se necesiten para favorecer el trabajo académico especializado de los nuevos profesores investigadores con el rango de doctorado académico; y respaldar una política, tanto en reforma reglamentaria como en acciones administrativas, que permita facilitar la permanencia estudiantil en las carreras, así como disminuir el tiempo y condiciones de graduación.

También se propuso fortalecer las políticas que tiendan a mejorar las condiciones materiales y humanas en los diferentes grupos de trabajo, tanto en las actividades sustantivas de la Universidad, como en el plano administrativo; y velar para que la Autonomía Especial de la Universidad continúe siendo la mayor fortaleza que tiene la institución, ante la amenaza mercantilista de la educación superior.

Volver