oct 3
2018

Aprueban modificación integral al Reglamento que regula el TCU

Alejandra Amador Salazar
Periodista
El TCU es una actividad de acción social que vincula a la población estudiantil de la UCR con grupos y comunidades vulnerables como parte de una formación integral, basada en la ética y el respeto a los derechos humanos. (Foto: Archivo ODI)

El TCU es una actividad de acción social que vincula a la población estudiantil de la UCR con grupos y comunidades vulnerables como parte de una formación integral, basada en la ética y el respeto a los derechos humanos. (Foto: Archivo ODI)

Con el objetivo de actualizar la normativa que regula el Trabajo Comunal Universitario (TCU) para que responda a las características de la realidad actual institucional y permita atender algunos vacíos existentes, el Consejo Universitario aprobó recientemente una modificación integral a dicha norma.

Los cambios incorporados a este reglamento que data de 1981, responden a la necesidad de garantizar mayor claridad, facilitar la aplicación de la normativa e impedir que se incurra en interpretaciones arbitrarias sobre situaciones no contempladas.

La nueva versión aprobada por el Órgano Colegiado incluye la actualización de los objetivos del TCU, una caracterización del equipo de trabajo del proyecto, los elementos por tomar en cuenta durante la gestión del Trabajo Comunal Universitario (apertura, inscripción, vigencia, cantidad de estudiantes, entre otros), las responsabilidades de quienes integran la estructura organizativa, un capítulo destinado a reflejar la relación del estudiante con el TCU y, por último, la procedencia de recursos financieros para este proceso académico.

Además, incorpora elementos novedosos, a la luz de cambios aprobados para otra normativa universitaria y en virtud de las prácticas que se realizan actualmente y que no se encuentran reguladas, como son los casos de la interrupción parcial, pasantías entre proyectos y retiro del TCU.

El Reglamento es minucioso y exhaustivo en la asignación de responsabilidades tanto para la coordinación, como para las comisiones de Acción Social, los consejos científicos, la coordinación general de Acción Social de las Sedes Regionales; las unidades académicas y unidades académicas de investigación, lo mismo que para el personal colaborador y para la Vicerrectoría de Acción Social.

A la hora de incorporar los cambios, el Consejo Universitario tomó en consideración no solo las líneas estratégicas para fortalecer la relación Universidad-Sociedad que establecen las políticas institucionales 2016-2020, sino también, el espíritu de las resoluciones vinculadas con el TCU que fueron presentadas y aprobadas en el VII Congreso Universitario.






No hay comentarios


Añadir comentario