dic13
2019

Consejo Universitario ratifica decisión sobre el DCLab y pide que se adscriba a Escuela de Medicina

Zaida Siles Rojas
Periodista
El DCLab está albergado por un moderno edificio de 2850 m², en la Ciudad de la Investigación, en cuya construcción se invirtieron $5.199.000, y ¢1.962.743.479,07 para la compra de equipo y mobiliario. (Andrea Jiménez)

El DCLab está albergado por un moderno edificio de 2850 m², en la Ciudad de la Investigación, en cuya construcción se invirtieron $5.199.000, y ¢1.962.743.479,07 para la compra de equipo y mobiliario. (Andrea Jiménez)

El Consejo Universitario ratificó la decisión de dejar sin efecto las resoluciones VD-10210-2018 y R-18-2019, mediante las que, respectivamente, se adscribió el Laboratorio de Docencia en Cirugía y Cáncer (DCLab) a la Vicerrectoría de Docencia y se emitió el reglamento de este laboratorio.

El acuerdo se aprobó por mayoría de los miembros presentes, en la sesión N.° 6340 de este martes 10 de diciembre, con base en el informe de la Comisión Especial que analizó la gestión del DCLab. Dos de los miembros votaron en contra y uno se inhibió por haber dado declaraciones al Semanario Universidad.

Tras valorar que la naturaleza de las actividades desarrolladas actualmente por este laboratorio no tienen relación con el ámbito de competencia de esa vicerrectoría, el Órgano Colegiado le solicitó a la Rectoría respetar lo dispuesto en el Estatuto Orgánico y que el DCLab se adscriba a la Escuela de Medicina.

El Consejo Universitario también le solicitó a la Rectoría remitir, en un plazo de 30 días hábiles, un estudio sobre el DCLab, que incluya una serie de aspectos, entre ellos, la estructura organizacional con la que funciona actualmente; el personal administrativo y docente con la unidad base a la que pertenece y las cargas de trabajo, así como una proyección de las necesidades futuras de este recurso, considerando la consolidación de las actividades y la ampliación de su ámbito de acción.

El estudio deberá incluir, también, las actividades de docencia efectuadas, los proyectos de investigación y de acción social que se han desarrollado y los que se proyectan para el futuro, del mismo modo que las actividades realizadas como parte del vínculo remunerado, los recursos generados hasta el momento y su aplicación, al igual que las gestiones realizadas actualmente para cumplir en su totalidad los compromisos contractuales adquiridos con el Banco Mundial, entre otros aspectos.

Aunado a estas solicitudes, el Consejo Universitario censuró la acción de la Rectoría de no entregar la información solicitada por la Contraloría Universitaria como parte del estudio sobre la gestión del LEICIMI que en su momento llevaba a cabo a petición de este Órgano Colegiado.

Origen del DCLab
El DCLab tiene su origen en el 2011, en la Escuela de Medicina, como Laboratorio de Investigación en Ciencias Médicas (LABMED). Posteriormente se cambió su nombre a Laboratorio de Entrenamiento e Investigación en Cirugía Mínimamente Invasiva (LEICIMI), con el fin de ampliar la técnica de simulación en la enseñanza de la Medicina mediante el uso de simuladores avanzados y algunos robots, lo cual permitiría mejorar y crear escenarios reales fácilmente repetibles para los estudiantes antes de atender a pacientes.

El 20 de junio de 2017, el Consejo Universitario adjudicó la Licitación pública nacional EDU_UCR-59-LPN-O, para la construcción del Centro de Diagnóstico para Cáncer, Simulación y Cirugía Mínimamente Invasiva, por un monto de $5.199.000 y un área de construcción de 2.850 metros cuadrados.

Un mes después, el rector, Henning Jensen Pennington, le comunica a la Dirección de la Escuela de Medicina que en lo referente al proyecto del Laboratorio de Entrenamiento en Cirugía, financiado con recursos del Banco Mundial y contrapartida institucional, le informamos que es una iniciativa de la administración superior, la misma que (sic) será adscrita como Unidad Especial de Apoyo a la Investigación (R-4962-2017, del 13 de julio del 2017).

Ante esta comunicación, la Asamblea Representativa de la Escuela de Medicina acordó, en forma unánime, que el LEICIMI dejara de pertenecer al organigrama del Departamento de Anatomía de esa escuela.

El 1.° de marzo de 2018, mediante resolución R-10210-2018, este Laboratorio es adscrito a la Vicerrectoría de Docencia, modificándose, de esta manera, sus actividades y objetivos, los cuales se orientan, fundamentalmente, a la capacitación docente de personal médico de posgrado o Especialidades Médicas, por medio del vínculo remunerado.

Amparado en su responsabilidad de fiscalizar la gestión de la Universidad de Costa Rica, el Consejo Universitario deja sin efecto esa resolución, en marzo de 2019, al considerar que contraviene el Estatuto Orgánico, y conforma una comisión especial para que analice la gestión de este laboratorio.

Para el Consejo Universitario, la adscripción del DCLab a la Vicerrectoría de Docencia constituye una clara violación del Estatuto Orgánico, el cual no dispone como función de dicha vicerrectoría, ni de ninguna otra, el ejercicio directo de la extensión docente, y aun menos la de impartir cursos o la enseñanza en la Universidad.

Destacó que las actividades realizadas por dicho laboratorio en el campo de la enseñanza son del ámbito de estudio de la Medicina y, por tanto, competencia directa de la Escuela de Medicina.

Agregó que es conveniente aprovechar de la mejor manera lo recursos de este laboratorio y orientarlos a la docencia directa, para impactar a la mayor cantidad de estudiantes del Área de Salud y afines, en grado, y desarrollar proyectos de investigación, de acción social y capacitación, en coordinación con las instancias universitarias que se requieran, de conformidad con la normativa universitaria.






No hay comentarios


Añadir comentario