nov 8
2018

Piropos, gestos y palabras de naturaleza sexual serán sancionados en la UCR

Alejandra Amador Salazar
Periodista
El Reglamento de la Universidad de Costa Rica contra el Hostigamiento Sexual se aprobó en 1997 y se modificó integralmente en 2013, con el propósito de que concordara con la nueva legislación nacional. (Foto: Archivo ODI)

El Reglamento de la Universidad de Costa Rica contra el Hostigamiento Sexual se aprobó en 1997 y se modificó integralmente en 2013, con el propósito de que concordara con la nueva legislación nacional. (Foto: Archivo ODI)

De ahora en adelante el uso de palabras de naturaleza sexual, escritas u orales, así como los piropos o gestos que resulten hostiles, humillantes u ofensivos para quien los reciba serán sancionados como una manifestación de acoso sexual en la Universidad de Costa Rica.

Esto, gracias a que el Consejo Universitario aprobó una reforma al artículo 5 del Reglamento de la UCR contra el hostigamiento sexual, la cual fue promovida por el Centro de Investigación en Estudios de la Mujer (CIEM), con el propósito de unificar la normativa institucional con lo que estipula la Ley contra el hostigamiento sexual en el empleo y la docencia.

Hasta el momento, las palabras de naturaleza sexual, los piropos y gestos eran consideradas una parte de las manifestaciones que implican un favor sexual, lo que generaba que por sí mismos no fueran relevantes para determinar una situación de hostigamiento.

La modificación permitirá disminuir el efecto de invisibilización de esta causante y recalificar su relevancia, no como una derivación de una causal, sino como un motivo por sí mismo, con lo cual la Institución podrá mejorar la protección a las víctimas de acoso sexual.

Antes de este cambio, la UCR estipulaba únicamente dos manifestaciones de acoso sexual: los requerimientos de favores sexuales y los acercamientos corporales u otras conductas físicas indeseadas y ofensivas para quien las reciba.

El objetivo de este reglamento es proteger la dignidad de la persona en sus relaciones y garantizar un clima académico fundamentado en los principios constitucionales de respeto a la libertad, el trabajo, la igualdad, la equidad, el respeto mutuo y que conduzca al desarrollo intelectual, profesional y social, libre de cualquier forma de discriminación.






Adolfo Solano Arias, 13 nov 2018, 08:04:
Estoy de acuerdo que pueden haber manifestaciones ofensivas en piropos y similares... y no estoy de acuerdo con el acoso de cualquier naturaleza, pero esto es exagerado y se presta a abusos por parte de una supuesta ofendida y/o ofendido... cómo leí hace poco en una nota sobre un estudio de dos feministas francesas... en Francia las relaciones entre hombre y mujer están cambiando, pero no tanto por empoderamiento de la mujer, sino, por reglamentaciones que rayan en el autoritarismo que inhiben la espontaneidad entre un hombre y una mujer... Hombres no se les ocurra cortejar a una funcionaria universitaria, aunque sus sentimientos e intensiones sean genuinos...
Carlos Murillo Scott, 9 nov 2018, 11:39:
No creo que haya alguien que apoye el hostigamiento o comportamiento sexual ofensivo. Pero creo que hay que tener un poco de cuidado a la hora de implementar regulaciones excesivas o de difícil interpretación. Un gesto ofensivo será volver a ver a una persona del sexo opuesto, (para citar el caso más usual) porque luce hermosa, bien presentada, etc? Quién lo califica? Por ahora recomiendo andar comiendo (para no hablar con la boca llena), usar anteojos oscuros (para dificultar miradas inconvenientes) y andar con las manos en las bolsas (para evitar alguna señal que pueda malinterpretarse.
Giovanni Peraldo, 9 nov 2018, 09:51:
Sigo pensando que es tenebroso el título de la noticia. Tenebroso porque pienso que existen siempre las malas interpretaciones. Si estoy muy de acuerdo en que se debe controlar el acoso sexual que deriva en todos los males que la sociedad exhibe en la actualidad. Es horrendo simplemente oír la naturaleza de muchas de las letras de las cancionetas que bombardean ¿cantantes? de moda, o la exhibición del cuerpo humano no por arte sino por malicia. Todo esto es importante de cambiar. Pero es muy difícil llegar a establecer un límite claro en cuanto algo que definitivamente esta dado a la interpretación como un gesto, un movimiento de la mano, que podría ser que ese gesto o ese movimiento de la mano no represente lo que interpretó el interlocutor. Ahí es donde se convierte en tenebroso, pues queda una zona gris entre lo que es el flirteo descarado y sexista y lo que es un gesto amable o un comentario no sexista. Además puede ser usado como un medio de destrucción de la reputación de personas sean estas estudiantes o funcionarios y funcionarias. Es importante recordar que el acoso sexual no solo es del hombre, también desde la mujer. Y ambos hombres y mujeres nos podemos ver perjudicasdos por este problema.Esto se presta, entonces, para la consabida cacería de brujas.
Creo se debe cambiar la cultura no con el terror de no saber qué decir o que hacer que quede fuera de lo que la normativa condena, sino a partir de la educación. Me parece que este tema es importante para ser discutido en las clases, tener discusiones abiertas para que las personas reaccionen a lo que es el acoso sexual, que puede derivar en acoso laboral. Lo importante es buscar el justo medio, los extremos siempre serán peligrosos.
Julio Cesar Gomez Berger, 9 nov 2018, 09:29:
Bueno es: Mejorar nuestra conducta humana en todo lo que hagamos, dentro y fuera de nuestro trabajo. Que el termino "ESPACIO LIBRE DE ACOSO SEXUAL", no sea algo que leemos puesto por ahí, si no, un hecho a integrar en nuestras vidas. Respeto ante todo!
Ruth Chaves+Barquero, 9 nov 2018, 09:08:
Buenos días: Coincido con los compañeros en que la norma no es clara y menos aún,específica, por lo que puede prestarse para abusos de quienes deseen hacerle daño a una persona en particular. Es urgente clarificar. Desde mi punto de vista y como mujer, nunca he estado de acuerdo en leyes, o normativas que permitan un sesgo de denuncia en cuanto a género. Ya que al fin de cuentas, acoso podemos sufrir tanto hombres como mujeres.
Además, coincido con el compañero que habló sobre el acoso laboral, del que nadie habla dentro de la Universidad, y sin embargo, es una práctica, no solo común, sino impune en la mayoría de los casos.
viriam, 9 nov 2018, 07:45:
Comparto lo que dicen debe de ser claro y no quedar expuesto a interpretaciones.
Kattia Calderón, 9 nov 2018, 07:06:
Es interesante que sean solo varones los que preguntan qué gestos y palabras son ofensivos. Todos sabemos que el que se diga que parte del vestuario, un nuevo corte u otra cosa por el estilo le luce o se le ve bien, es perfectamente permisible. Cualquier otra cosa fuera de eso no solo sería un acoso sino totalmente fuera de lugar en cualquier ambiente universitario. ¿Gestos? Por favor, la línea la marca la sonrisa y el saludo, no más que eso sería, para mí, la norma.
Mauricio Piedra, 8 nov 2018, 23:01:
Tiene razón don Geovanny, el hecho que quede a interpretación de quien las recibe se presta para que algunas personas de mala fe lo utilicen como un medio para extorsionar.
Roy Catballo, 8 nov 2018, 21:19:
Todos comentarios de varones. Todos escritos desde la ansiedad. La prohibición y el castigo ayudan a reducir el acoso y hostigamiento. Pero falta construir nuevas formas de interacción respetuosa y gratificante.
Bien por la U: por un ambiente más sano.
Hugo Luis Amores Vargas, 8 nov 2018, 21:11:
Me parece un tipo sancionatorio abierto, que deja a la libre interpretación del ofendido considerar si una palabra tiene carácter o naturaleza sexual. Sobre todo en una sociedad con una lengua tan rica en palabras con doble sentido. Podría generar, a mi perecer abusos o denuncias calumniosas. Creo debe delimitarse o especificar. De igual forma "hostiles" sé convierte en una consideración subjetiva, ya que hay sensibilidad diferente en cada persona.


Añadir comentario