nov12
2012

Reforma integral al Reglamento de Becas está en consulta

Alejandra Amador Salazar
Periodista

La propuesta de modificación integral al reglamento de becas es la primera que se realiza desde 1987 en la UCR. (Foto: Andrea Jiménez)

La construcción de la reforma a la normativa de becas se realizó a partir de un proceso de consulta a los sectores involucrados y está siendo divulgado ampliamente. En la imagen la M. Sc. Rocío Rodríguez durante la reunión con estudiantes de la Sede de Occidente. (Foto: Grettel Rojas, Sede de Occidente)

La reubicación geográfica en residencias se visualizan en la propuesta reglamentaria como un beneficio complementario para los estudiantes becados. (Foto: Andrea Jiménez)

Con el propósito de conocer el criterio de la población estudiantil y de la comunidad universitaria en general, en relación con la propuesta de reforma integral al Reglamento de adjudicación de becas y otros beneficios a los estudiantes, el Consejo Universitario publicó en consulta esta iniciativa en el Alcance a La Gaceta Universitaria 11-2012.

El objetivo de la propuesta es eliminar una serie de restricciones existentes, incrementar los beneficios complementarios, mantener la equidad, beneficiar a los sectores que más lo requieren y lograr la concordancia con otras normas institucionales.

En este sentido, la coordinadora de la Comisión de Reglamentos Segunda, M. Sc. María del Rocío Rodríguez Villalobos, aseguró que la importancia de esta modificación radica en que “para la población estudiantil, a la cual la UCR debe garantizar la educación como un bien público, es fundamental acceder a un sistema de becas que permita desde el ingreso las condiciones para graduarse en una carrera universitaria”.

La reforma, que tiene su origen en una propuesta de la representación estudiantil ante el Órgano Colegiado, promueve una serie de cambios tanto de forma como de fondo, entre los que destacan: la modificación del nombre de la normativa, la cual pasaría a denominarse Reglamento de adjudicación de becas a la población estudiantil, la variación en el título de los capítulos, el contenido y número del articulado, y la incorporación de algunos beneficios no incluidos en el reglamento vigente, tales como: transporte, reubicación geográfica y el complemento por pobreza extrema.

Además, con el nuevo reglamento, la población estudiantil podría alcanzar el grado máximo ofrecido por la carrera, inclusive el posgrado, manteniendo la beca y continuar en una segunda carrera cuando la condición socioeconómica persista; asimismo, se permitirá a la población extranjera con residencia permanente o cubierta por tratados internacionales acceder a becas que impliquen algún complemento económico.

Por otra parte, con los cambios planteados se pasaría de 11 categorías de beca a 5 (ver recuadro), se eliminarían las horas beca, se diferenciarían las becas socioeconómicas de las de estímulo, en función de su naturaleza y por el motivo que las originan, y se descartaría el capítulo de estudiantes de posgrado cuya materia queda comprendida todo el reglamento.

En relación con los requisitos para conservar los beneficios del sistema, la propuesta determina que los estudiantes deberán mantener un rendimiento académico de acuerdo con el Reglamento de Régimen Académico Estudiantil; sin embargo, contrario a lo que ocurre en la actualidad, ningún alumno de la Institución podrá ver reducida su beca sin que se haya realizado un estudio de las causas que pueden estar incidiendo en las bajas calificaciones.

Asimismo, el Consejo Universitario estimó conveniente establecer un tope de 12 créditos como base para la exoneración, pese a ello, en el caso de las becas 1 y 2 los estudiantes gozarán de la exención determinada sin ninguna restricción en el número créditos; mientras que en las categorías 3, 4 y 5 se amplían los criterios por los cuales se puede justificar una carga menor para conservar la asignación del complemento económico.

Otras solicitudes

Paralelo a esta consulta, el Consejo Universitario le solicitó a la Rectoría un estudio que contenga: el comportamiento de la oferta y demanda de cursos-grupo en la población estudiantil becaria según categorías actuales, con énfasis en la demanda insatisfecha, una actualización integral del índice socioeconómico aplicado en la asignación de las becas y la factibilidad de ampliar el beneficio de alimentación, considerando el horario de asistencia a clases, lugar de residencia y tiempos de transporte del estudiante.

Además, le pidió actualizar y divulgar, de manera periódica, los convenios suscritos con instituciones, empresas, personas y organismos que otorguen beneficios o becas a la población estudiantil; definir, en conjunto con el Sistema de Estudios de Posgrado (SEP), la base de créditos que se deberá aplicar a los estudiantes de posgrado para el otorgamiento de beca socioeconómica e incluir, a partir del próximo año, en el informe de matrícula los cursos no asignados por falta de cupo.

Nuevas categorías de beca Categorías vigentes agrupadas Porcentaje de exoneración con base en 12 créditos y beneficios otorgados
0 0 No tiene
1 1 y 2 50%
2 3 y 4 75%
3 5 a la 8 Exoneración total y complemento económico para alimentación, préstamo de libros y dinero.
4 9 y 10 Exoneración total y complemento económico de manutención y alojamiento, según corresponda, préstamo de libros y de dinero.
5 11 Exoneración total y los complementos económicos para gastos de carrera, de manutención y alojamiento, y por pobreza extrema, préstamo de libros y de dinero.

Fuente: Dictamen Comisión de Reglamentos Segunda






No hay comentarios


Añadir comentario