ago28
2002

UCR premia a Fernando Soto Harrison

Zaida Siles Rojas
Periodista
Consejo Universitario
Fernando Soto Harrison, de 86 años, es el quinto costarricense galardonado con este premio. (Foto: Luis Alvarado. ODI, UCR)

Fernando Soto Harrison, de 86 años, es el quinto costarricense galardonado con este premio. (Foto: Luis Alvarado. ODI, UCR)

El reconocido abogado, político, diplomático y pintor costarricense, Fernando Soto Harrison, fue galardonado por la Universidad de Costa Rica con el Premio Rodrigo Facio Brenes 2002.

Este galardón se otorga cada dos años en reconocimiento a la obra total de aquellas personalidades que se hayan destacado por su aporte al desarrollo político, social, económico y de la justicia social.

El premio se le entregó el lunes 26 de agosto, durante la celebración del LXII aniversario de esta casa de estudios, por su extraordinaria participación en la historia de Costa Rica, durante más de sesenta años.

Soto Harrison no ocultó su emoción de recibir un premio que lleva el nombre de uno de sus amigos de la infancia y agradeció ese honor a las autoridades de la Universidad de Costa Rica.

"Tomaré este galardón como un compromiso para continuar estudiando con fervor los problemas nacionales y para hacer, mientras Dios me lo permita, cuanto esté a mi alcance para contribuir a sus soluciones", manifestó.

Figura señorial

Catalogado como una "figura señorial" de la política y la diplomacia costarricenses, a Soto Harrison se le concede el Premio Rodrigo Facio por su extraordinaria participación en la historia de Costa Rica, durante más de sesenta años.

Fue Ministro de Gobernación de las administraciones del Dr. Rafael Ángel Calderón Guardia y del Lic. Teodoro Picado. Como ministro de Picado, en el período 1944-1945, impulsó enérgicamente la gran reforma electoral que llevó a la creación del Tribunal Nacional Electoral y el Código Electoral, antecedentes directos de lo que es hoy el Tribunal Supremo de Elecciones.

También fue considerada su amplia trayectoria diplomática, la cual desempeñó con brillantez, talento y extraordinaria honradez. Entre los diversos puestos que ocupó, se destaca su papel como Embajador en Londres, ante la Casa Blanca en Washington, ante la Organización de Estados Americanos y las Naciones Unidas.

Como diplomático, le correspondió participar en el inicio de las relaciones comerciales con el Japón, durante 1940; así como la firma del Tratado de Amistad con China, en 1944, conocido como Tratado Soto Harrison-Yuan Tan.

Fue Jefe de la Delegación de Costa Rica ante la Primera Asamblea General de las Naciones Unidas, donde fue elegido Vicepresidente de la Tercera Comisión, en la cual se inició el proceso que culminó en París con la Declaración de los Derechos Humanos, en 1948.

Pero, además de sus innegables méritos políticos, Soto Harrison ha sobresalido también como pintor y por ser un autor prolífico. Desde hace más de 50 años escribe en La Prensa Libre sus temas políticos, económicos y sociales, al mismo tiempo que ha realizado publicaciones de gran contenido histórico, como su libro ¿Qué pasó en los años 40?.

El Lic. Fernando Soto Harrison es el quinto costarricense distinguido con este premio. El primero en recibirlo fue Manuel Mora Valverde, en 1992; dos años después se le entregó a Isaac Felipe Azofeifa; en 1996, le fue otorgado a Jorge Manuel Dengo Obregón, y en 1998 a Rodrigo Carazo Odio.






No hay comentarios


Añadir comentario