sep 4
2012

UCR repudió amenazas y exigencias de Industrias Infinito

Alejandra Amador Salazar
Periodista
El Consejo Universitario respaldó la decisión de la Escuela de Biología de mantener el curso tal y como está planteado y defender los principios de autonomía y libertad de cátedra. (Foto: Andrea Jiménez M.)

El Consejo Universitario respaldó la decisión de la Escuela de Biología de mantener el curso tal y como está planteado y defender los principios de autonomía y libertad de cátedra. (Foto: Andrea Jiménez M.)

El Consejo Universitario de la Universidad de Costa Rica repudió las exigencias y amenazas de la empresa Industrias Infinito S.A. en relación con el seminario “El caso Crucitas en la historia de Costa Rica: recopilación de hechos y lecciones aprendidas”, que actualmente imparte la Escuela de Biología.

La posición del Órgano Colegiado fue planteada en un pronunciamiento aprobado en sesión N.° 5651, en el cual se denuncia que las pretensiones de la empresa atentan contra la autonomía universitaria y lesionan los principios fundamentales de esta Institución como son la libertad de cátedra, de expresión y de pensamiento.

El descontento de la UCR surgió a raíz de una carta enviada por el gerente general de Industrias Infinito, en la cual, la compañía minera exige que el Dr. Jorge Lobo sea excluido como docente del curso y que no se utilice la libertad de cátedra para efectuar manifestaciones contra el proyecto o sus representantes. Además, la empresa le indicó a las autoridades universitarias y a los docentes que se reservan el derecho a reclamar por la vía judicial cualquier tipo de ofensa a la imagen de la compañía o de sus representantes.

La Universidad fue enfática en señalar que la carta de Infinito S.A. es una clara estrategia de censura previa orientada a callar la crítica a sus actividades e intereses y a inhibir el ejercicio de la libertad de expresión de quienes se oponen con argumentos y señalan los perjuicios que ocasionan la minería a cielo abierto.

Además, indicó que las exigencias y amenazas son una clara violación a la autonomía universitaria garantizada por la Constitución Política y recordó que en múltiples ocasiones esta casa de estudios ha invitado a la empresa a debatir su posición con respecto al proyecto minero y sus representantes no se presentaron.






No hay comentarios


Añadir comentario